Wenzel Peter, Adam and Eve in the Garden of Eden

 

 

Martes, 12 de Diciembre de 2.017

 

Son las 5’40 de la mañana. Escuchando música y comprendiendo muchas cosas, todas ellas mediante análisis propio. 

Creo que llevo toda mi existencia en este planeta cuestionándome quién soy, qué hago aquí y de qué sirve, pero sobre todo, si hago lo correcto o no. Cada día es una especie de nueva lección, un nuevo reto y, aunque muchas veces ya hayas pasado por lo mismo, vuelves a errar. ¿Somos reales? ¿De qué sirve Vivir? Es decir, alguien se ha planteado qué significa Vivir, qué significa estar aquí ahora, en este preciso momento y qué aporta a la Existencia. He comentado lo de errar y en el momento en que lo he hecho me he auto analizado cuestionándome el hecho de esa palabra, de ser tan crítica conmigo misma, y rápidamente he hallado la respuesta.

 

 

Pertenezco a una raza de seres vivos que lleva milenios ejecutando el mismo patrón de movimientos. Da igual quién intente cambiar o actuar diferente, siempre existe algo que evita que esa diferencia se produzca y reconduce esa diferencia al patrón continuo hasta ahora, al FALLO.

 

 

Apenas me cuesta escribir. No sé si lo que hago está bien o no, no sé si es adecuado, cierto, no lo sé… Yo simplemente pienso, siento y escribo. Intento hacerlo desde una perspectiva individual y global a la vez. Es como si tomara mis movimientos y los comparara al resto de movimientos y extrajera un resultado. Alguien me preguntó hace poco Dónde está el Fallo, pues mi opinión es que el Sistema Falla, y vuelvo a lo de antes, a ese Fallo que lleva la Humanidad repitiendo desde siglos y siglos atrás y que no permite que nada ni nadie lo modifique. Todo aquel que intenta ir en contra del Fallo es eliminado. Así pues, la pregunta a hacer sería:

 

¿Qué es lo que Dirige la Humanidad?

 

¿Por qué me centro sólo en los Humanos? Ya lo expliqué en una entrada muy anterior. La única diferencia existente entre el Ser Humano y el resto de Seres Vivos es el Comercio. La raza humana es la única especie que comercializa con todo lo existente, con todo, inclusive con su propia Vida. Si no es capaz de aceptar el Fallo o el Cambio (no es lo mismo) puede incluso eliminarse o eliminar a otros; puede esclavizarse o esclavizar a otros. La Humanidad Falla y Falla a cada siglo que inicia. Sigue un Patrón de similares errores que le conduce siempre al Fallo. No importa si avanzamos tecnológicamente, espiritualmente o mentalmente. El Fallo siempre está ahí para reconducir la Humanidad. 

 

EDITORS NOTE: Graphic content / The bodies of refugees and migrants who died on a rubber boat lie on a boat in the Mediteranean Sea, north of Libya, on October 5, 2016.
Dramatic images of people being rescued in the Mediterranean have once again cast a grim light on Europe’s never-ending migrant crisis. In the past two days alone, more than 10,600 migrants have been plucked from barely seaworthy boats off Libya. / AFP / ARIS MESSINIS (Photo credit should read ARIS MESSINIS/AFP/Getty Images)

 

¿Os habíais dado cuenta de esto o solo hacéis lo que los demás hacen? Quizás sea la Supervivencia, quizás sea la falta de empatía, quizás sea el no querer ir contra el Fallo. En mi caso propio, mí error consiste en seguir los pasos del resto y no aquello que realmente siento o pienso. Algo me avisa cuando entro dentro de esa burbuja de Humanidad egocéntrica y defectuosa. No pretendo culpar al resto de Seres Vivos. Es mi auto análisis. Sé perfectamente qué es lo que deseo y lo que no. Y esa lucha es la que me provoca ciertas decisiones. Cuando haces aquello que sientes pero lo haces sin ajustarte al Fallo es cuando realmente eres Feliz. No importa si al resto eso no le parece bien. No importa si el resto te entiende o no. No importa porque si realmente entiendes que la Humanidad Falla y ejecutas los pasos como crees que deben ser, si has entendido que existe ese Fallo, el ir contra el mismo te hace sentir que no eres parte del Fallo. Tienes dos opciones: entender o no entender. Si entiendes quizás te traten como un Fallo, pues aquello que anteriormente he referido, lo del egocentrismo y el defecto, no permite que nada marque la diferencia, no permite que se le detecte. Lleva mucho tiempo camuflándose y ejecutando sus movimientos sobre la Humanidad y no desea cambiar. Ese Fallo desea dirigir la Humanidad indefinidamente y le es fácil, pues la Humanidad le responde al máximo. El Ego, el gran Ego es el alimento del Fallo. Una de las características del Ego es la Posesión. Si seguís lo que escribo recordaréis que hace poco hablé de la Posesión como uno de los errores de la Humanidad. Actualmente estamos viviendo, y yo en primera persona, la personificación de la Posesión: Gobiernos, Políticos, Jueces, Monarcas, y otros que poseen el Poder a través de la ciudadanía, utilizan ése Poder para su propia Posesión. No es una Posesión global, no, es una Posesión individual que enfrenta a ciudadanos entre sí para obtener algo material, ya sean objetos, territorios o privilegios. 

Cuando entiendes esto, cuando entiendes que existe un Fallo que se repite siglo a siglo, generación a generación, el Vivir en el mismo no es fácil pero el ir contra el mismo todavía es más difícil si cabe. La Humanidad lleva tanto tiempo aceptando y siguiendo el Fallo que desiste de ir contra él. Aquellos que se han rebelado o han descubierto el mismo han sido eliminados, bien por los que siguen y defienden el Fallo, bien por los que deberían apoyarle y al final obedecen a su ego, al final defienden su posesión, al final se someten al Fallo. 

 

Antes he planteado ¿Qué es lo que dirige la Humanidad? y ahora plantearé otra cuestión:

 

¿Qué es la Humanidad?

 

 

Esto ya es incluso más complejo de definir y no debería serlo. Y es complejo por la variedad de información que se ha ofrecido indiscriminadamente durante toda la Existencia, información que en realidad va en contra de la Humanidad (no toda ella), información que en el fondo no va contra el Fallo. Se crearon religiones, sistemas sociales, políticos e ideológicos que profesan unos Valores pero que luego en la práctica y en la realidad no se ven ejecutados. Al final la Humanidad sucumbe al Fallo. Uno de los casos es el tema Israel-Palestina. Un territorio, una ciudadanía, unas creencias… Si analizáis bien veréis que es el Ego, la Posesión la principal causa, todo ello por culpa de lo anterior, de las religiones y sistemas creados antaño. La Humanidad, con lo evolucionada que se cree, sigue alimentando el Fallo. No es capaz de detenerse, de dejar querer tener la Razón, de evitar eliminarse los unos a los otros y pensar en si el Camino andado hasta ahora conduce a un resultado positivo global o sólo a lo que también antes comentaba, lo de la Posesión individual. Todas las Guerras habidas antes y en la actualidad, ¿a quienes perjudican y benefician? 

 

 

 

Son las 6’37. Ahora debo dejar la Escritura. Seguiré explicando en una siguiente entrada…

 

[Entrada retomada y actualizada el día 18 de diciembre de 2017. Por cierto, desde hace tiempo se está intentando bloquear y evitar aquello que publico]