Sábado 21 de abril de 2018 del Planeta Tierra

 

La gente cree que soy rara. Cree que estoy loca. No entienden mi ironía. Sin embargo leen libros que están manipulados, creen ideologías que conllevan racismo y guerras, y siguen a líderes que les prometen el Cielo en la Tierra.

No me importa si piensan eso de mí. Lo cierto es que la sociedad no quiere saber la Verdad. Incluso a mí, cuando a veces me dicen ciertas cosas también me molestan. Pero aunque a veces eso me adentre en un estado de tristeza y decepción no me rindo. Aunque parezca que sí, no lo hago. A veces necesito adentrarme en la cueva, en la oscuridad para poder ver la verdadera Luz. Quizás podría hacerlo mejor. Quizás haya quien crea esto. Pero también es cierto que yo estuve, lo intenté y sólo hallé impedimentos. Y seguí, a pesar de ello seguí. Quizás no lo hice bien. Quizás no se me entendió pero también es cierto que yo he demostrado lo que decía, lo demostré a ciertas personas y una de ellas ha callado. No ha sido capaz de ayudarme. Es más, una prueba de que lo que yo he escrito y que podría ayudarme a desvelar a esta Humanidad Hipócrita de que estoy aquí para algo fue, quizás, alterada…

“SCIO ME NIHIL SCIRE, Ξέρω ότι δεν ξέρω τίποτα…”

 

A esta persona que ha callado le dije varias cosas y luego le ocurrieron. Y no, no estoy aquí para decir a la gente lo que va a ocurrir. Estoy aquí para mostrar que existe algo, que aquello que a mí se me impide y se me juzga es lo que a la Humanidad se le está haciendo desde siglos. Tengo dos alternativas: relajarme y dejar que lo que vaya a ocurrir ocurra o seguir avisando de que existen unas Leyes que se están alterando y que eso conllevará a una situación muy nefasta para todos. Y claro, si me relajo malo y si no me relajo también. Así que, ¿puede alguien entender que me enfade tanto al ver cómo se me Censura y cómo se me ignora? Y no, no quiero que nadie se apiade de mí. No. Lo que tengo que hacer lo haré. Tengo todo el derecho a proteger lo que realmente importa. La Humanidad está recogiendo lo que ha sembrado. Lo que estamos sembrando. Yo también estoy ahí dentro, por desgracia. No, no me gusta esta Humanidad. En absoluto. Una Humanidad que no se da cuenta de la Gran Mentira. Una Humanidad que, yo incluida, está absorta viendo tragedias frente a un televisor o en una red social y nos lamentamos y escribimos y esperamos que nos consuelen y que nos den un me gusta y ser trending topic por escribir algo que en absoluto evitará lo que está ocurriendo. Y claro, yo escribo algo que realmente importa como las más de 200 niñas secuestradas y violadas en Nigeria y censuran mi escrito. 

“DIARIO DE SUEN… LIBERACIÓN, RELEASE, LIBÉRATION, CYFLWYNO, ΕΛΕΥΘΕΡΩΣΤΕ,שחרור…”

 

Y luego la Loca soy yo. Horas y horas de esfuerzo entregadas a una Humanidad Hipócrita. Ahora mismo debería estar descansando y estoy aquí escribiendo ¿para quien? ¿Para esa persona a la que quise ayudar y me ignoró? ¿Para quien esté leyendo esto y diga “otra Loca más”? ¿Para alguien a quien yo no agrade y esté curioseando lo que hago? ¿Para quien o quienes? 

El último rinoceronte negro se ha extinguido. A casi nadie en este planeta tan maravilloso parece afectarle. Pero no me refiero a decir: Tenemos que hacer algo, esto no está bien, etc…Sino a pensar muy seriamente qué narices de Humanidad somos. Cómo podemos pensar que somos la especie más inteligente. 

Reniego de la Humanidad. Reniego de esta especie destructora que solo se mira a su ombligo y justifica la inversión por parte de gobiernos y entidades bancarias en armamento masivo. Ya lo he dicho, preferiría ser una simple mariposa. Nacer para mutar en un bello ser vivo que tiene alas, puede volar y luego morir para alimentar este bello planeta. Todos los días intento llevar de comer a pájaros. Hay humanos a los que no les gusta los pájaros. Pues para mí son seres que tienen el mismo derecho que un humano a existir, seres que aportan arte a este Mundo que va muriendo poco a poco a manos de una raza que se cree superior, una raza que tiene un botón de destrucción en vez de un botón de creación. 

“HUMANOS, HUMANS, HOMO, ΑΝΘΡΩΠΟΥΣ…”

 

En serio, ¿luego la Loca soy yo? Ojalá pudiera ser más Loca todavía, importarme todo una mierda y estar ahora durmiendo plácidamente y vivir como hacen los humanos, egoístamente y pensando en mí. Pero tranquilos, la Loca soy yo.