Viernes 7 de Diciembre de 2018

 

 

LIBRO DE LA SABIDURÍA

(Se supone que el autor es “SALOMÓN”)

“SABIDURÍA DE SALOMÓN”

 

1.- LA SABIDURÍA Y EL DESTINO DEL HOMBRE

BUSCAR A DIOS Y HUIR DEL PECADO

 

Amad la Justicia y tened buenos sentimientos para con el Señor, y buscadlo con Corazón sincero, pues se deja encontrar por los que no le exigen pruebas y se manifiesta a los que no desconfían de Él.

Los pensamientos retorcidos apartan a Dios.

La Sabiduría no entra en Alma artera, ni habita en cuerpo esclavo del pecado, pues el Santo Espíritu Educador rehúye del Engaño, se aleja de pensamientos vacíos y se siente confundido ante el ataque de la Injusticia.

La Sabiduría es un Espíritu filántropo que no deja impunes los labios blasfemos, pues Dios es testigo de sus interioridades, observador veraz de su corazón y escucha cuanto dice su lengua.

Guardaros de murmuraciones inútiles y preservad vuestra lengua de la calumnia porque no hay confidencia emitida en vano, y la boca calumniadora da muerte al Alma.

No persigáis la muerte con vuestra perdida vida ni os busquéis la ruina con las obras de vuestras manos porque Dios no hizo la muerte ni se alegra con la destrucción de los vivientes.

 

COMPARACIÓN DE LA SUERTE DE LOS JUSTOS Y LOS IMPÍOS

 

La vida de los Justos está en manos De Dios y ningún tormento les afectará.

Ellos están en La Paz y tienen total Esperanza en la Inmortalidad.

Tras pequeñas correcciones recibirán grandes beneficios, pues Dios los puso a prueba, y los halló Dignos de sí.

Los probó como oro en crisol y los aceptó como sacrificio de holocausto.

En el Día del Juicio resplandecerán y se propagarán como el fuego en un rastrojo.

Gobernarán naciones, dominarán pueblos y el Señor reinará eternamente sobre ellos.

Los que confían en Él comprenderán la Verdad y los fieles a su Amor permanecerán a su lado, pues la Gracia y la Misericordia están destinados a sus Elegidos.

 

FIN DICHOSO DE LOS JUSTOS Y CASTIGO DE LOS ÍMPIOS

 

Los Justos viven para siempre, encuentran su recompensa en el Señor y el Altísimo cuida de ellos.

Por eso recibirás un Reino distinguido y una hermosa diadema de manos del Señor, pues con su diestra los Protegerá y los Escudará con su brazo.

Tomará la armadura de su celo y armará la creación para vengarse de sus enemigos.

Vestirá la coraza de la Justicia, se pondrá por casco un juicio imparcial, empuñará como escudo su Santidad invencible, afilará la espada de su cólera implacable y el Universo luchará a su lado contra los insensatos.

 

 

LLAMAMIENTO A LA INSPIRACIÓN DIVINA

 

Que Dios me conceda hablar con Conocimiento y tener pensamientos dignos de sus Dones, porque Él es quien Guía a la Sabiduría y quien dirige a los Sabios.

Llegué a conocer cuanto está oculto y manifiesto porque la Sabiduría me lo enseñó.

 

 

ELOGIO DE LA SABIDURÍA

 

Pues hay en Ella un espíritu inteligente, santo, único, múltiple, sutil, ágil, perspicaz, inmaculado, claro, impasible, amante del Bien, agudo, libre, bienhechor, filántropo, firme, seguro, sereno, que todo lo puede, todo lo controla y penetra en todos los Espíritus: los inteligentes, los puros, los más sutiles,.

La Sabiduría es un soplo del Poder De Dios, una emanación pura de la Gloria del Omnipotente.

Por eso nada contaminado le afecta.

Es reflejo de La Luz eterna.

Espejo inmaculado de la actividad De Dios e imagen de su bondad.

Aun siendo una sola, todo lo puede.

Sin cambiar en nada, renueva el Universo, y entrando en las Almas Santas en cada Generación hace amigos De Dios y Profetas, pues Dios sólo Ama a quien convive con la Sabiduría.

Ella es más bella que el Sol y supera a todas las Constelaciones.

Comparada con La Luz, sale ganando, porque La Luz deja paso a la noche, pero a la Sabiduría no la Domina el Mal.