Hoy, lunes 5 de agosto de 2019, mientras desayuno y leo las noticias mundiales, analizando a Kant, cada vez más entiendo mi postulación acerca de la de Descartes.

¿Qué es la Existencia? ¿Lo que controlamos o lo que nos controla? Descartes postulaba “Pienso, luego Existo”, pero ¿a qué tipo de Existencia se refería, a la del individuo como ser único y propio o a la de éste condicionado por la Sociedad y medioambientes que le rodean? Es decir, ¿cuál sería la diferencia de la Existencia de Kant si hubiera vivido en mi época versus a la que él vivió en el s. XVIII? ¿Acaso el Alma o Huella propia del individuo es determinada por el pensamiento o por el sentimiento, siendo éste último aquello que es sensitivo? Es decir, si yo, Suen, viajara a través del espacio y tiempo de las dimensiones, ¿qué prevalecería, el pensamiento o el sentimiento? ¿Acaso no sería la misma persona en cuanto a sentido y sensibilidad tanto en la Antigua Grecia que en la época de la Ilustración o en la del Romanticismo o en la actual? Yo diría que sí, que no es el pensamiento lo que representa al individuo en sí, tan sólo es un aditivo o condicionante temporal, pero no forma parte de su huella, es el usb portátil de lo que transporta, para ayudarle a entender en esas Sociedades y realidades a las que se encuentra existiendo. Es decir, yo nací en el s. XX y he vivido experiencias durante este tiempo que me han servido para entender la realidad de este momento pero esas vivencias son sólo aditivos, no forman parte de mí. Si yo permito que me controlen, entonces pierdo esa parte de mi verdadera existencia. De ahí que la verdadera Libertad consista en usar el pensamiento como un medio de conocimiento para evolucionar, no para someter, algo que los seres humanos llevan haciendo desde hace siglos, desde que introdujeron modelos de pensamiento necesarios para controlar las masas en pro de una Sociedad Dictatorial y Despótica.

Un niño sabe perfectamente, al igual que un animal, qué conlleva peligro o qué no es bueno, aunque en algunas circunstancias su curiosidad o distracción les lleven a cometer errores. Un niño siente, no piensa, porque no ha recorrido el tiempo espacio necesarios para que lo externo le condicione. Un niño nace sintiendo, pero la Sociedad Dictatorial y Despótica le obliga a pensar como esa Sociedad quiere que ese niño piense, porque incluso los padres o tutores de ese niño ya solo piensan, apenas sienten o, si lo hacen, se ven obligados a seguir las normas establecidas de la Sociedad en la que se hallan. Es decir, la realidad supera a la Verdad.

Esto lleva ocurriendo desde la época de los grandes imperios, de los reinados, de la tiranía de las Falsas Sociedades basadas en las desigualdades sociales en pro del beneficio individual de unos pocos versus del global. Y, para que esto ocurra, las mentes deben ser programadas para prevalecer sobre los sentidos, sobre la intuición. Si alguien posee unos sentidos lo sumamente desarrollados para Entender la Verdad y Transmitirla, la Sociedad anulará ese comportamiento porque no sigue los dictámenes impuestos por esa Sociedad que vive en beneficio de una esclavitud impuesta por aquellos que no desean que la intuición, la razón, la lógica, los sentidos, la inteligencia pura y la Verdad prevalezcan.

Y, si no sentís, No Existís
C’est La Vie
SKG