Lunes 9 de septiembre de 2019

La Humanidad es esa rara especie que prefiere creer a quienes usan medios y palabras agradables que a quienes les muestra una Verdad.

Pero…

¿Cómo detectar o aceptar una Verdad cuando la Humanidad actual se ha moldeado a base de mentiras y traiciones?

La Humanidad es fan incondicional de películas de terror, magia y ciencia ficción, pero si les hablas de terror, de magia y de ciencia ficción desde la Verdad no la aceptan. Sí, no la aceptan si eres un humano humilde, sin un medio corporativo o un mecenas que te aporta todo el escenario posible para iniciar una nueva secta o movimiento.

Sí. Está visto que a esta rara especie le gusta que la capten para formar parte de una asociación, grupo o equipo en el que no esté sólo, y así poder formar parte de un algo, aunque éste algo sea…

un algo manipulado por el ser humano”

No digo que todo grupo, asociación o equipo sea un fallo, pero, cuando ese algo manipulado por el ser humano niega la Verdad, no tiene porque aceptarla, pero, si la niega o la manipula, entonces, es el Fallo.

Y eso es lo que lleva ocurriendo, desde hace siglos, en este Planeta. Desde hace mucho tiempo, esta especie que no valora lo que da Vida, por mucho que se intente dar esa imagen, porque, si realmente esas personas, que dicen ser grandes defensoras de la Verdad y del Planeta, fueran lo que dicen ser…

“¿No creéis que no estaríamos en la situación en la que nos encontramos actualmente?”

No. Esas personas son como el virus del sida que usan aquello que vosotros queréis ver para así acceder hasta vosotros. Es como la película de #It, del director #StephenKing, en la que el Mal debe adoptar la forma más acertada para acceder a sus presas, los niños.

Lo mismo hacen aquellos que os quieren atrapar, aquellos que quieren abusar de vosotros. Nunca os mostrarán la Verdad de quienes son. Se mostrarán bajo un disfraz de lucha, de bondad, de intención de ayudaros, pero lo que realmente desean es vuestra Alma. Os desean esclavos, desean que sufráis, que os halléis desesperados para llegar ellos con sus brazos abiertos y ofreceros consuelo. Os dirán bellas y calmadas palabras para que vosotros caigáis en sus redes. No todos los humanos son así. Y es lo que esta especie lleva haciendo sin cesar. Someter a la raza al más extremo dolor y sufrimiento para llegar ellos, los mismos culpables, pero ocultos bajo un manto de humanitarismo, y así vosotros seguir siendo esclavos.

“Esta Humanidad viene definida por diferentes grupos de personas que llegan al liderazgo gracias a someter, abusar y explotar al resto. Sólo una mínima parte viven en armonía y respeto.”

Y llegará la persona que se rebelará contra ello, porque conoce el juego, pero le negaréis, porque lo que la raza humana no desea es la Verdad. La raza humana no desea ser salvada, sino que desea que la complazcan. Por eso los juegos de azar, los juegos de competición, los vicios y las redes sociales dan tanto dinero, porque eso da placer, aunque sea momentáneo.

“Hay juegos en los que existen reglas y hay quienes usan malas artes para ganar el juego. No es una rendición, no es una locura, ni tan siquiera podéis cambiar el juego, porque no tenéis poder para ello. Porque incluso lo que está ocurriendo debía ser así. Sólo era una prueba para conocer vuestras intenciones. Continuáis igual, codiciosos y tramposos. ”