Son las 2’20 horas de la madrugada del domingo 16 de febrero de 2020. Son tantas cosas las que observo día a día en este planeta lleno de seres vivos denominados humanos, los cuales viven tan ilógicamente… entre ellos yo, porque este Sistema Mundial de seres vivos ilógicos no te permite salir de su ilógica vida.

Así que…

“NO SOBREVIVE EL MÁS FUERTE SINO EL QUE MEJOR SE ADAPTA A LAS CIRCUNSTANCIAS”

Creo que era algo así… Después de un tiempo viviendo entre lo que sentía y pensaba y lo que ocurría a mi alrededor he llegado a la siguiente conclusión:

“Vivo en un Mundo en el que todos los días despierto para seguir unos roles que tienen como premisa principal la Esclavitud. Sí, estos humanos que dicen ser la raza inteligente del planeta Tierra son tan esclavos que no pueden salir de esa cadena de montaje, porque todo es un montaje, absolutamente todo, desde que nace el ser humano hasta que muere. Nada se hace de manera lógica y acorde con la mejora de la evolución de esta especie sino que existen depredadores entre ellos, pero no siguiendo las Leyes de la Energía, no, sino que los humanos se eliminan entre ellos de la manera más idiota e inusual posible. Ningún ser vivo del Planeta actúa como lo hace el ser humano porque si bien dice el mismo que es inteligente y superior al resto: ¿Por qué vive de manera tan ilógica?”

Algo tan natural como un nacimiento tiene un precio económico y algo tan natural como la muerte también. El dinero es el motor principal de esta cadena de montaje. Es decir, algo que realmente no está basado en lo material sino en lo Energético, depende del factor monetario. Así pues, todo lo que los humanos hablan de: amor, libertad, compromiso, respeto, bienestar, etc… son utopías en un Mundo completamente esclavo. Nada, absolutamente nada se puede hacer en este Planeta sin dinero. Y es tan grave la situación que hasta algo tan natural y universal como el agua tiene precio. Un agua cada vez más contaminada. Ilógico total…

Y, si entiendes esto, si entiendes que cada día despiertas en un Mundo en el que el dinero es lo más importante, más que todo lo que el ser humano expresa, entonces, eres un esclavo, seas de la clase social que seas. Y lo expreso de esta manera porque no entiendo cómo pueden permitir esto, y me excluyo porque no estoy de acuerdo en ello, aunque sea humana. Una cosa es que tenga que vivir obligada a ello y otra diferente es tener que aceptarlo. Y no, no lo acepto, pero como no me queda otra, debo adaptarme a las circunstancias que esta ilógica raza apoya. Y digo apoya porque los humanos llevan siglos aceptando este estilo de vida, porque si muestras la opción de no vivir de esta manera no te escuchan o, si lo hacen es para crear una nueva fundación, organización o vete tú a saber, ya que los humanos son unos cracks inventando negocios lucrativos para un beneficio propio no global.

En este Mundo ilógico en el que medios de comunicación televisivos y escritos, así como personas en las redes sociales, nos muestran que existen unos humanos que, por ser actores o cantantes u otro tipo de arte o labor pública que conlleva el pertenecer a una elitista clase social de marca de diseñador tal, sí, porque todos los famosos actuales son maniquíes que promocionan marcas comerciales de otros ricos elitistas que viven en el más absoluto lujo, este hecho, el que unos pocos ganen muchísimo más que el resto, ya determina la injusticia tan enorme que esta raza que dice ser inteligente permite y que el resto debemos permitir porque el mismo Sistema que dice luchar por sus ciudadanos y sus derechos es el primero que defiende esas injusticias al permitirlas.

Cada día despierto en este ilógico Mundo en el que esos famosos que, por ser actores o deportistas u otra clase de privilegio social, ganan millones y millones mientras nos cuentan guiones basados en premisas que usan sentimientos y pensamientos que lleguen a lo más profundo de nuestros corazones, los cuales no niego que sean ciertos en su mayoría, pero son premisas que no favorecen a todos, sino exclusivamente a ellos, porque ellos siguen viviendo de manera privilegiada mientras el resto no. Porque ellos desean ser adorados, desean que existan quienes paguen por verles, porque si todos fueran como ellos, si vivieran como ellos, entonces, ellos ya no serían tan privilegiados.

Sí, es tan ilógico este Mundo que las diferencias sociales son tan desproporcionadas y tan estúpidas que los humanos siguen pensando que personajes tan mentirosos y falsos como los políticos, sí, lo son, lo son porque todos ellos prometen y prometen algo que realmente no apoyan, son quienes van a provocar el Cambio y a establecer justicia. ¿Cómo va a ayudar un político a un ciudadano si él mismo no iguala sus condiciones a las de ese ciudadano?

Sí, todos los políticos poseen unos privilegios que el resto de ciudadanos no poseen; así pues, son unos mentirosos y unos falsos. Pero es que esos ciudadanos que los apoyan no quieren la Verdad. Sí, todos saben que los políticos no cambian y sin embargo siguen confiando en ellos, porque les votan. ¿Y por qué hacen esto? Yo lo hacía hasta hace poco, hasta que comprobé personalmente, mediante cierto hecho político, cómo nos usan para ellos ascender, no nosotros. Lo hacen porque los ciudadanos de este Planeta, todos ellos, están completamente divididos en absurdas premisas e ideas, premisas e ideas que alguien, siglos atrás, mediante el miedo, la desconfianza, la esperanza, la ilusión y un largo etcétera de sustantivos propios de humanos que limitan a los mismos, usó para ser más poderoso y más fuerte que el resto. Sí, los humanos son débiles porque otros usaron conceptos absurdos para hacerlos débiles. Ya ves, algo tan prescindible como el dinero prevalece ante la libertad, ante el bienestar, ante la dignidad…

Y entonces habrá quien diga: “Sí, pero la libertad empieza donde… y bla bla bla”

La libertad no consiste en hacer lo que realmente nos dé la gana sino consiste en no sentirse obligado a hacer algo que nos perjudica no sólo en el presente sino en el futuro. La vida es tan, pero tan simple, que nacemos para disfrutar de un Planeta azul y morimos para agradecer a este Planeta lo que nos ha aportado. Porque este Planeta es Vida y la Vida es Inteligencia absoluta. Porque una célula sabe perfectamente lo que es beneficioso y lo que no. De ahí la EVOLUCIÓN.

Una célula no perjudica al organismo que le mantiene viva. Eso es ser inteligente. Y todo lo que eso conlleva abarca los conceptos de: Libertad, Respeto, Dignidad… Sin embargo el ser humano ha manipulado, ultrajado y contaminado todo ello.

En este Planeta hasta el morir tiene un precio. Los hay de distinta opción y de absurda también. Y es que a la humanidad se le priva hasta de poder vivir de manera natural. Cada vez nos empujan más y más a ciudades completamente tóxicas. El aire está contaminado por sustancias que provocan enfermedades y el agua contiene componentes químicos, por no hablar de que los no humanos (en este caso, los perros), los cuales pasean por esas calles frías y ausentes de materia orgánica, la cual sólo sirve de objeto decorativo, están privados de hacerlo de modo natural. Deben ir atados y sus heces ser recogidas. Ya ves qué humanos más inteligentes y respetuosos con el medio ambiente. Será que sus heces no van a parar a conductos subterráneos que ensucian las ciudades y los ríos… Sí, los ríos ya no son ríos sino conductos acuosos que transportan los desechos humanos. Y aquí se incluyen a todos los humanos, desde los ricos hasta los no ricos. Sí, la contaminación no conoce el concepto del dinero, porque tanto los privilegiados como los no privilegiados perjudican de una manera directa o indirecta al Planeta.

Y seguimos viviendo en un Mundo en el que todo es bla bla y bla, en el que los que más podrían hacer no hacen y en el que los que realmente tienen la oportunidad de cambiar este Mundo no escuchan la Verdad, porque andan divididos en religiones, conceptos, fundaciones, partidos políticos, y un sinfín de estúpidas premisas que sólo coinciden en una Verdad:

“En la segunda década del siglo XXI los humanos siguen creyéndose todas esas ideas que años atrás iconos y personajes, que fueron usados por esos ricos muy ricos, que lo son gracias a usurpar y manipular perfectamente las soluciones y opciones que la mayoría de humanos tienen, y así ellos ser más poderosos y el resto no, ofrecieron a la humanidad. Sí, personajes que mediante su pensamiento y sentimiento intentaron cambiar el Mundo pero lo único que consiguieron es que este Mundo fuera más esclavo. Porque los humanos se basan en esas falsas esperanzas para pelearse entre ellos en vez de realmente entender, entender que venimos a disfrutar de lo que este Planeta nos ofrece, haciéndolo de manera respetuosa, para luego dejar esa experiencia a las generaciones siguientes.”

Las ciudades son cárceles y dentro de estas cárceles existen niveles. No cualquiera puede disponer de una zona ajardinada y amplia en la que formar un hogar (los privilegiados que antes yo refería, como son los famosos, los políticos y otros como ellos, sí viven en zonas amplias y mucho mejores que el resto). Ahora los humanos son distribuidos en viviendas cada vez más pequeñas, sin opción para la vida animal y vegetal, con frías aceras que apenas abarcan vegetación, con paisajes inorgánicos y sin la posibilidad de vivir con la libertad de no sufrir un acto vejatorio. Los productos que consumen están llenos de químicos y alterados genéticamente. Desde que nacen hasta que mueren pagan impuestos en un Sistema que permite que exista la injusticia, porque dicen que todos somos iguales pero no es cierto. Existen humanos que viven en palacios, otros en mansiones, otros poseen más de una vivienda, otros viajan en primera clase mientras la mayoría ve inviable esa opción, otros ganan millones por hacer una película o por desahuciar a familias y así un largo etcétera de enormes injusticias que, por supuesto, los políticos nunca van a solucionar porque ellos están dentro de esos privilegios y trabajan para esos mismos que nos debilitan.

Porque no hay nada más digno que el artesano que amasa el pan que nos nutre, o la persona que recoge las basuras que día a día acumulamos, o la persona que limpia las oficinas y despachos de empresarios y otros, o incluso el ser madre. Pero este Mundo en el que vivimos ha establecido que aquellos que poseen una carrera universitaria o que trabaja para el Sistema de manera más personal son más aceptables o respetables que el resto. Sí, el ser ama de casa es un trabajo que ninguna de las que dicen ser feministas ha reivindicado. Solo importa el defender la diferencia de género, el seguir dividiéndonos más, el crear conflicto en vez de encontrar el punto medio que nos una como seres vivos que somos. Porque el hombre tiene sus cualidades al igual que la mujer tiene las suyas, sólo que los conceptos anteriores de ser uno más que el otro han convertido a los humanos en ilógicos seres vivos que se destruyen en vez de evolucionar en pro de un Mundo en el que el hombre otorgue sus mejores cualidades al Planeta y la mujer también. Y una mujer, hoy en día, es privada de algo tan bello como el ser madre. No puede. Primero de todo, los sueldos son íntegramente devueltos al Estado. Es decir, un hombre o mujer actual trabajan para el Estado, no para ellos vivir dignamente. Porque dignidad no es tener un coche o una casa que supongan el 80% de los ingresos obtenidos. Porque dignidad no es tener que pagar por aquello que la Madre Naturaleza nos otorga gratuitamente a empresas capitalistas que tienen relación con esos mismos políticos que nos prometen falacias. Porque dignidad no es tener que trabajar más de dos tercios de los meses que tiene un año y con horarios que no son compatibles con la conciliación familiar. Los políticos dicen que luchan para que esto sea posible pero no es cierto. Muchos bebés son separados de sus padres a los pocos meses de nacer y deben pasar horas y horas con personas que no son quienes deberían cuidarles porque sus padres son esclavos a tiempo completo del Sistema que dice servirles y protegerles. Un Contrato Social totalmente separatista, falso y déspota.

Las mujeres se unen a un hombre y deben encargarse de las tareas del hogar, del cuidado de los hijos y de ganar un sueldo que permita que esa estructura pueda mantenerse, pero de esos tres conceptos sólo recibe retribución económica por el que enriquece al Estado. Así pues, NO HEMOS EVOLUCIONADO.

Sí, tanto el hombre como la mujer sólo sirven para enriquecer a los Gobiernos, no para otorgar un mejor Mundo a las generaciones próximas. Tanto el hombre como la mujer son esclavos del Sistema y eso, de una manera u otra, repercute en la raza humana porque como he referido anteriormente:

Una célula no perjudica al organismo que le mantiene viva. Eso es ser inteligente. Y todo lo que eso conlleva abarca los conceptos de: Libertad, Respeto, Dignidad… Sin embargo el ser humano ha manipulado, ultrajado y contaminado todo ello.

El Sistema Mundial existente se ha unido para esclavizar a la raza humana en contra de su condición natural. Las células humanas han sido duramente agredidas durante siglos por gobiernos y mentes perversas que obligaban a acatar sus órdenes para su propio beneficio. Los hijos nacidos siglo tras siglo eran hijos de esclavos que debían servir a los privilegiados, y si alguno de ellos era ascendido a una sublínea de esa clase elitista debía seguir siendo esclavo pero para usar sus artes y cualidades no en pro de un Mundo mejor global sino en pro de enriquecer y hacer más poderosos a los que piden que el resto nos sacrifiquemos por ellos.

Sí, éste es el Mundo en el que cada día despierto, un Mundo en el que las familias no pueden ahorrar, en el que no pueden vivir dignamente, en el que ni tan siguiera pueden ya respirar aire puro y beber agua libremente. Y digo lo de ahorrar porque no es lo Natural lo que dejamos a las generaciones siguientes sino patrimonio económico. Eso es lo que dejamos en herencia a nuestros hijos y sobrinos y demás, la obligación de ganar dinero si quieres poder vivir en este Planeta cada vez menos azul.

Yo preferiría poder vivir en un hogar con avances en ecología, en el que yo pudiera disfrutar de aquello que me gusta, como es el cuidar a otros, no sólo humanos, sino animales a los que criar desde que nacen para darles una vida digna y en su proceso final bendecir su existencia, porque venimos y nos vamos para crear más Vida. Vivir comiendo sólo lo que necesito, disponer de vecinos que pudieran vivir también de manera ecológica, sin stress, ingerir alimentos sanos y de proximidad, viajar en vehículos que usaran las condiciones naturales que este planeta nos otorga, como son los cuatro elementos y las energías que existen a nuestro alrededor, el poder explorar otras tierras del planeta sin tener que ver a humanos divididos por diferencias raciales o sociales…

Y es algo posible, lo es, pero no interesa, porque si explicas esto habrá alguien que creará una nueva fundación u organización o religión o movimiento reivindicativo que sólo busque el lucrarse económicamente, retornando al despotismo que otorga el querer tener poder a través del dinero, no del libre pensamiento y sentimiento.

Así pues, sólo me queda el escribir, a través del análisis diario que experimento en este Planeta que tiene la desgracia de tener seres vivos que se venden a un Sistema que les esclaviza, no sólo a ellos, sino a las generaciones futuras. Y si existe la Reencarnación, imaginaros si somos idiotas que aunque algunos viváis de manera privilegiada cuando retornéis a la Vida en la Tierra lo haréis, seguramente, de manera no privilegiada, aunque viendo cómo se están haciendo las cosas, lo más seguro es que vuestra ansia por poseer más que los demás unida a la idiotez de esclavizar lo que es Natural os prive de retornar a la Tierra, porque ésta tiene su propia defensa natural. Ya que…

“Una célula no perjudica al organismo que le mantiene viva. Eso es ser inteligente. Y todo lo que eso conlleva abarca los conceptos de: Libertad, Respeto, Dignidad. Y dentro de ese sistema inteligente existe la auto defensa.”