MARTES 17 DE MARZO DE 2020

El ser humano lleva décadas usando los avances científicos en investigación para desarrollar avances nada beneficiosos para la vida en el planeta, todo ello para satisfacer a las grandes inversiones en nuevas armas biológicas y en cómo usar a los seres vivos para obtener el máximo beneficio posible.

En laboratorios privados se usan animales como cobayas de ensayos clínicos para productos destinados al uso y consumo humano. Este hecho ha sido reducido pero sólo para ocultar los ensayos clínicos que están bajo el pretexto de investigaciones necesarias para la sanidad pública y mundial. Todo esto, claro, permitido por esos gobiernos que dicen ser la solución a un contrato social justo y necesario para la humanidad. Unos gobiernos que han obligado a sus ciudadanos a abandonar la vida sana y rural por nichos de hormigón mal fabricados en su mayoría o por chabolas, como ocurren en las urbes de países masificados demográficamente y con una gran desigualdad.

Todo aquello que alimenta a un ser humano de manera sana ha sido modificado por componentes tóxicos y nada ecológicos. La propaganda mundial se basa en un estereotipo maquillado en un falso Mundo Feliz, en un Mundo en el que lo que prima son las grandes marcas y las desigualdades económicas. Podemos encontrar en una misma urbe zonas perfectamente desiguales, con personas privilegiadas y personas menos privilegiadas. Sin embargo, incluso esas personas privilegiadas no viven de acorde a lo que sería sano, porque en un mundo tan conectado en el que vivimos, aquello que sucede en una parte de este mismo mundo repercute en su conjunto.

Lo de…

“El simple aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo”

Teoría del Caos

Sí, la Historia nos demuestra que todo aquello que se suponía que era para un mundo más igual y más avanzado sólo ha servido para beneficiar a unos limitados personajes a la vez que perjudicaba al resto, incluyendo al Planeta con ello. Esto último, la destrucción del planeta, tiene su inicio en la Revolución Industrial. Aquello que se creía que era un gran avance para la humanidad ha sido lo que realmente la ha destruido. Sí, el planeta está muriendo, porque el proceso del ciclo de la vida ha sido asesinado mediante el desequilibrio de la isostacia del mismo, al perforar de manera drástica los recursos geológicos que el planeta disponía en su interior. Si el planeta, hace millones de años, decidió transformar el entorno del mismo en grandes reservas de energías no renovables situadas a grandes distancias de la superficie sería por un motivo muy trascendental.

El uso de los derivados del petróleo se filtraban a la superficie de manera equilibrada, como parte de un proceso de isostacia y purificación del mismo. Los habitantes del planeta que conocían los avances que esos derivados ofrecían los usaban de manera respetuosa con el medioambiente. Hasta que, con la llegada de la Revolución Industrial, las grandes maquinarias sustituyeron a toda vida orgánica como medio de mano de obra, aportando con ello un beneficio económico rápido y de gran porcentaje para los que poseían capital y formas de invertir. En un siglo de historia se unieron varias revoluciones que, unidas al colonialismo y al imperialismo, facilitaron la esclavitud, no sólo de la raza humana sino la del planeta y del resto de seres vivos que componen el mismo. Y esto lo hicieron de manera más intensa que nunca. Los sectores como el primario y el secundario, en los que se hallan la agricultura, la ganadería, la industria pesada y otros, vieron cómo gracias a las máquinas, se podía obtener en menos tiempo un gran resultado económico. Para ello, los capitalistas que deseaban libertad para poder crear sus imperios necesitaban no depender de estamentos feudales que los limitaban y que ofrecían un gran absolutismo a monarcas y emperadores. Ahora, los nobles y otros como ellos, ansiaban poder, ansiaban aquello que otros poseían y, para ello, usaron al pueblo como medio de arma de ataque hacia quienes habían quedado obsoletos.

Sí, los grandes monarcas déspotas no habían sabido cuidar de quienes les rendían pleitesía, y eso fue usado por adyacentes a los monarcas y emperadores, los cuales trataban a sus súbditos con una marcada carencia de piedad, para conseguir lo que pretendían, controlar sus imperios financieros. Quienes hubieran podido ofrecer Igualdad, Fraternidad y Libertad, sólo usaron estas premisas para derrocar a sus oponentes y crear ellos su nuevo imperio, un imperio basado en el Liberalismo Económico, pero manteniendo al pueblo esclavo y servicial. Descubrieron el poder de la palabra, la cual usada de manera atrayente conseguía que quienes no poseían una cultura y un poder adquisitivo altos se convirtieran en sus nuevos esclavos.

Y fue aquí cuando nació la política actual, nada que ver con la política antigua. ¿Por qué existe esta diferencia? Porque la política que nació a partir de la Revolución Francesa usó la Verdad y la Justicia como premisas para ejercer un autoritarismo propio de los grandes absolutistas pero sin que esto fuera visible. Es decir, los ciudadanos fueron engañados bajo un manto de bellas palabras que eran usadas para crear un velo no visible que les hipnotizara y no les permitiera ver las verdaderas intenciones que existían detrás de todas esas acciones. Cuando los británicos abandonaron la corona inglesa, convirtiéndose en los nuevos propietarios de las tierras descubiertas en la zona de América del Norte lo hicieron mediante el engaño y el abuso de poder, comportándose igual o peor que a quienes ellos culpaban de déspotas. Aniquilaron y asesinaron a inocentes nativos americanos y les arrebataron sus tierras. Y todo ello bajo la premisa de…

“La Libertad, cuando empieza a echar raíces, es una planta de rápido crecimiento”, George Washington

Sí, la Libertad, esa palabra que lleva siglos siendo usada para esperanzar a la raza humana, no existe en absoluto más que para aquellos que la usan para eso mismo, para ser libres en sus decisiones y acciones sin respetar la verdadera Libertad, la cual es la que el Universo otorga. Porque los seres vivos nacen libres, todos ellos, pero esa Falsa Filosofía de usar palabras que atraigan a ilusos que han sido criados durante años bajo una cultura de opresión y de servicio hacia quienes usan el poder y las leyes para su propio beneficio han permitido que estos sean libres en sus negocios e ideas.

Sí, ni la Libertad, ni la Fraternidad y mucho menos la Igualdad existen en la Humanidad actual. El imperio romano mostró los inicios para ello y las siguientes generaciones tomaron el relevo. Cuando los europeos descubrieron las Américas facilitaron una nueva Libertad para aquellos nobles y capitalistas que no deseaban estar más bajo las faldas de reyes, reinas y emperadores. Ahora ellos querían ser los nuevos reyes y emperadores, pero no podían hacerlo de la misma manera que habían hecho sus antecesores, sino que necesitaban un nuevo aire de modernidad y de distancia con respecto al sistema feudal. Así que, usaron a los africanos para crear sus nuevos imperios en sus nuevas haciendas en América del Norte y a los indígenas de América Central y del Sur para explotar sus recursos naturales en pro de sus nuevas empresas navieras e industriales.

Para ello necesitaban derrocar a sus oponentes, los monarcas y emperadores, y lo hicieron bajo las famosas premisas de Libertad, Igualdad y Fraternidad, tanto en la Guerra de la Independencia Americana como en la Revolución Francesa. Se unieron los nuevos colonos británicos y los burgueses franceses y crearon la historia actual, la cual se basa en un Mundo Occidental liderado por ellos y el Mundo Oriental liderado por Rusia y Asia.

Sí, las antiguas cruzadas usaban la religión como premisa para crear guerras e imperios y las nuevas cruzadas usan las 3 Premisas (Libertad, Igualdad y Fraternidad) para conseguir eso mismo. Nada ha cambiado. Todas las Revoluciones posteriores a ello, a ese siglo comprendido entre 1750 y 1850, fueron usadas para someter más todavía al pueblo a la Nueva Sociedad Imperialista.

Esta Nueva Sociedad Imperialista necesitaba de unos factores primarios:

  • Control Financiero
  • Control Social
  • Control Geopolítico
  • Control Industrial

Para el control financiero se usó a la Banca, la cual yo asemejaría con la idea de la Loba que ha estado amamantando a todos esos nuevos capitalistas, tal y como ocurrió con la creación de la antigua Roma y sus fundadores, Rómulo y Remo.

Para el control social se usó a la Política, una política basada en engañar de la manera más invisible posible al ciudadano, ofreciéndole, de manera oral y publicista, todo aquello que éste necesitaba para sobrevivir; aquí tendríamos a la casa de chocolate de Hansel y Gretel, una casa que atrae a quienes tienen predilección por lo que la misma muestra en su exterior pero no en su interior.

Para el control geopolítico se usó la Justicia, con unas leyes que sólo les beneficiara a ellos, otorgándoles la libertad de operar financieramente en cualquier lugar del planeta, usurpando con ello, incluso, reservas naturales. Aquí se halla el resultado de los dos puntos anteriores, es decir, para conseguir control geopolítico, los fundadores de las 3 Premisas debían controlar la Banca y la Política.

Para el control industrial se usó todos los puntos anteriores. La gran industria actual es un holding conformado por la Banca, la Política y la Justicia, con las inversiones, las campañas políticas y las leyes al servicio del mismo holding.

Así pues, todo lo relacionado con la Sociedad actual está sometido al imperio de las 3 Premisas y sus fundadores. Los descendientes de la antigua Sociedad Estamental tuvieron que adaptarse a este nuevo rol impuesto, el cual adquirió su mayor apogeo con la Revolución Industrial. Los reyes y emperadores habían perdido a quienes les ofrecían bienes y servicio, así como el apoyo de sus súbditos, y tuvieron que aceptar el nuevo rol impuesto de Libertad, Igualdad y Fraternidad. La Iglesia, la cual había visto cómo sus palabras y oratorias habían sido superadas por las 3 Premisas, también optó por aceptar las nuevas 3 Premisas.

La Revolución Industrial es la Gran enemiga del Planeta, porque demostró que las máquinas pueden sustituir al ser vivo, pero además otorgó un poder absoluto y cruel a quienes usaban más bien la opresión y la maldad que la verdadera libertad y bondad. Y las Guerras Mundiales del siglo XX lo confirmaron. Esas guerras fueron la prueba contundente de cuánto daño puede provocar la Nueva Sociedad a quienes no desean someterse, usando desde la propaganda política hasta la gran industria armamentística y el poder destructor que ésta aportaba, con la inclusión del campo científico como arma de defensa. La ciencia no ha servido para ayudar en la evolución humana sino para someterla, y el uso de armas atómicas y nucleares son la prueba de ello. Desde entonces, el Planeta ha sufrido grandes perforaciones y trágicas negligencias por parte de aquellos que ansían el poder absoluto con respecto a esas 3 Premisas.

Sí, aquella idea que fue el germen de la Revolución Francesa, la idea de la Libertad, Igualdad y Fraternidad, ha creado un choque de culturas tan inmenso que nada se detiene ante ello. Las grandes compañías capitalistas no están sujetas a ninguna restricción y pueden operar de manera libre en todo el planeta. Para ello necesitan unirse y eliminar a la competencia y, si es necesario, lo harán destruyendo el Planeta, que es justamente lo que está ocurriendo.

La nueva Pandemia denominada “Coronavirus” ha demostrado esto, ha demostrado que la ciudadanía no posee, en absoluto, la soberanía nacional. Los ciudadanos viven confinados en apartamentos y hogares sin naturaleza ni recursos posibles, dependientes al 100% de los factores primarios de la Nueva Sociedad Imperialista. No pueden sobrevivir si no es gracias a lo que sus Gobiernos les permite. Han sido recluidos a la fuerza en un Mundo contaminado en todas sus latitudes y puntos cardinales. No existe zona del Planeta que no pertenezca a esta Nueva Sociedad y es la misma la que decide, de manera absolutista, sobre las decisiones globales. Los Gobiernos pueden crear armas biológicas, industrias contaminantes y leyes discriminatorias en una Humanidad que aún cree que existen los Derechos Universales.

Los ciudadanos son robots animados por aplicaciones y plataformas digitales que les apartan de lo que les aporta Vida, y en su base principal, Libertad. Cada año se repiten las mismas fechas en las que se desplazan y se unen para solidarizarse en causas y tradiciones que no les aporta evolución alguna. Cada año, la Humanidad vive en un constante “Día de la Marmota”. Cada año tienen sus días especiales en los que salen a las calles para luchar por ideas que no han trascendido más allá de lo que siglos atrás existían. Las mujeres siguen siendo maltratadas y asesinadas, los hombres siguen yendo a ilógicas guerras y los niños deben aprender materias educativas que nunca les permitirá avanzar y abandonar este absurdo…

“Día de la Marmota”

Cada día nos bombardean con anuncios publicitarios que nos muestran ideas que nada tienen que ver con la realidad. Usan personajes famosos que sonríen y usan sus estrategias más atrayentes para mantenernos ajenos a la Verdad, la Verdad de que la Sociedad actual es más racista que nunca. Las mujeres ven a los hombres como sus enemigos, los hombres tratan a las mujeres como muñecas playboy, el colectivo transexual o gay lucha por formar parte de la Sociedad, las diferentes razas se manifiestan para defender sus derechos y todo esto se repite año tras año, cuando lo que realmente ocurre es que ni existe la Libertad, ni la Fraternidad ni la Igualdad.

La Libertad no es usada como un bien global sino que cada individuo busca su propia Libertad; la Fraternidad viene determinada por grupos sociales a los que el individuo debe unirse si quiere subsistir en esta Sociedad; y la Igualdad es una falacia tan grande como el hecho de que en pleno siglo XXI existan billetes y entradas de primera clase, definidas por el importe económico a pagar. Sí, la Humanidad cree que Rosa Parks aportó un antes y un después, y no fue así en absoluto. La gente acepta ir en aviones separados por departamentos para privilegiados económicamente y no privilegiados. ¿Dónde está el cambio? No existe. Los políticos pueden acceder a los resultados de laboratorio realizados para la detección del coronavirus mucho más rápido y eficaz que el resto de ciudadanos. Nada mejor que crear una Falacia mediante una atrayente ilusión.

Es realmente penoso ver cómo los humanos son capaces de reunirse en un sólo día para defender algo que es lógico en su base y que llevan repitiendo desde hace años, sin cambiar nada con ello, pero no son capaces de reunirse para salvar la Amazonia, o los bosques de California o las grandes extensiones de Australia, todos ellos asesinados en un mismo año. ¿De qué os sirve luchar por un género sexual o por unas condiciones laborales si lo más importante, el Planeta, no es defendido? ¿Cómo podéis vivir sabiendo que más de 500 millones de inocentes seres vivos han sido asesinados mientras vosotros no actuabais, mientras los que vivís cerca o pertenecéis a ese mismo continente sabías lo que estaba ocurriendo? ¿Cómo podéis reuniros para performances que no cambian nada más que el beneficiar a medios de comunicación y redes sociales y no hacerlo para el futuro de vuestros hijos y descendientes?

Ahora ya es tarde. Ahora podéis seguir bailando y subiendo imágenes y videos a las redes sociales, mientras el sistema de defensa del planeta ha muerto. Sí, ha sido asesinado ante la mirada de más de 7 billones de personas. Y de estos billones de personas, existe quienes no pueden hacer nada porque no pueden dejar de alimentar a esa Loba que es la Banca, pero existen quienes sí pueden hacer algo pero no lo hacen, porque les parece bien que exista quienes no pueden dejar de alimentar a esa Loba para así ellos poder mamar también de ella.

Por cierto, es posible que exista un inhibidor contra el coronavirus y es de origen vegetal, natural y económico. Pero creo que la Sociedad está más por saborear los dulces de la casa de chocolate de la Bruja que por ver qué hay más allá del Bosque, entendiéndose éste por salir de falacias maquilladas de premisas que nada cambian.

Voy a alimentar a la Loba.

Es lo que hay cuando se es una No Privilegiada.