Viernes 19 de febrero de 2021

Son las 19’35h. de una tarde del mes de febrero. Después de tanto tiempo, las piezas van encajando poco a poco, aunque eso es la vida, ir encajando piezas. Por fin entiendo algunas cosas que no lograba entender, supongo que será por eso que dice Twitter de que entres a su plataforma para conocer lo que ocurre en el mundo, y supongo que para eso sirve internet, pero no, tampoco, porque lo que yo no lograba entender tenía su origen en una sensación completamente extraordinaria que ocurrió mucho antes de entrar en el mundo de las redes sociales, las cuales son como la droga, te aportan aquello que necesitas pero te restan por otro lado, porque hace mucho tiempo que existen la redes sociales y nada ha cambiado en absoluto. Yo diría que las redes sociales son esa forma de viajar de manera estática, físicamente hablando, porque cuando viajas descubres, y eso es lo que ocurre cuando entras en una red social, que llegas a un radio mayor dentro del área en el que te hallas y puedes descubrir y acceder en modo largo alcance. Pero, al igual que la vida misma, muy lejos no puedes llegar si no tienes soporte económico y social. Así que, si no eres parte de ese grupo de personas que forma parte de la gran masa, o eres parte del mundo de los privilegiados, por mucho que avises y demuestres, poco puedes hacer. Todo este tiempo en Twitter, como #VisionerWriter, me ha servido para ir anotando lo importante, teniendo un registro de la hora, el día y el año de la publicación, como una especie de cuaderno de bitácora.

https://twitter.com/LVITSKG/status/994358976119701504?s=20

Extraordinaria o extraordinario, un concepto que he ido usando desde hace poco, un concepto relacionado con aquellos sucesos o sensaciones que son surrealistas, subjetivos, nada comunes, sensacionales, experimentales, etc… Si no hubiera recordado lo que escribí en AWEN, lo que la tortuga NORTIS le dice a la protagonista, no hubiera descubierto lo que necesitaba descubrir…

“NO QUIERAS CORRER, O TE PERDERÁS LOS DETALLES”

Yo diría que la mejor terapia es realmente uno mismo observando sus fallos, sus sensaciones, sus pensamientos, sus acciones, incluso sus escritos, porque así me inicié yo en el mundo de la escritura, usándola como una manera de autoayudarme, y me sirvió porque, aunque no haya sido fácil en algunos momentos, el conocerse uno mismo, el dejarse llevar en sus pensamientos y sensaciones, le ayuda a poder entender su función en el medio que le rodea. Las terceras personas son ese medio que te van dando las piezas del puzzle que quizás no tienes al alcance pero al final del camino debe ser uno mismo quien logre formar el puzzle. De ahí el hecho de que el mérito proviene del trabajo propio. Después de muchos años escribiendo en una red social en la que parecía que no se valorara mi trabajo, llegué a la conclusión de que no era ese el camino, sino el de dejar prueba de que se avisó y no se evitó, y si no se evitó fue porque realmente la humanidad no está despierta. Supongo que sería aquello que dijo Leonardo Da Vinci hace mucho tiempo y que demuestra que el ser humano no ha evolucionado, porque el desarrollar tecnología no es evolución, no si esta tecnología no ofrece ese estado mental de percibir y desarrollar lo que es extraordinario. Quizás se puedan usar ciertas energías así como ciertas condiciones universales, pero lo que es cierto es que algo ocurre con esta humanidad que está estancada en patrones repetitivos, y aunque yo haya estado dentro de ese estado, aunque haya dicho de no continuar, todo ello era parte del proceso al que he logrado llegar. Y ha sido algo maravilloso, poder entender lo que no lograba entender.

Cada año tenemos la misma historia, cada década, y cada siglo también. Y, si os fijáis bien, estamos viviendo momentos muy parecidos a los acontecidos a principios del siglo pasado, y esto quiere decir que la Gran Guerra está a punto. Pero la gente parece no reaccionar, aunque les digas, siempre existe esa dualidad de no buscar realmente el fallo, sino de seguir ese proceso de que siempre existan polos opuestos y, lo que la gente no entiende, es que los polos opuestos se atraen, con lo que nunca podrá la humanidad evolucionar, porque anda estancada en batallas bélicas que sólo les resta a ellos, en pugnas por demostrar su ideología, una ideología que solo hace alimentar ese proceso de cíclico de no mejorar sino de eliminarlos.

La dualidad existe en el Universo como un complemento en el que los opuestos se equilibran, no que se destruyen entre ellos, y lo que ocurre en el Planeta no es Equilibrio alguno. En el momento en el que proclamas que eres anti algo estás dando más fuerza a ese opuesto, y a la inversa, es decir, una idea no puede discriminar a otro individuo de la misma especie, no si esa idea contiene un opuesto, porque se está contradiciendo a sí mismo, por ejemplo: en el momento en el que una persona dice que es feminista no está reforzando el papel de la mujer porque la mujer no necesita una etiqueta, sólo que ambos géneros, el masculino y el femenino, llevan siglos de confusión en cuanto a sus cualidades, porque al hombre se le ha enseñado a no demostrar debilidad y a la mujer a ser servil. Y en el momento en el que una persona dice que es feminista, el machismo se intensifica como una necesidad de no perder fuerza, y lo mismo ocurre con el fascismo y con otras doctrinas que existen en este Planeta, cuando en realidad el dinero lo compra todo, todo lo que se vende o tiene precio, claro está.

He ahí el fallo de ciertas ideologías. Así que, en el momento en el que se crea la etiqueta del feminismo se alimenta más la idea del machismo. El machismo es un problema de cultura y, al igual que ocurren con ciertas culturas, éstas deben ser erradicadas, algo que no ocurre actualmente, y al crear el contrario se produce el efecto de los polos opuestos que se atraen. El feminismo actual es una etiqueta que solo ha servido para que esas organizaciones gubernamentales la usen para sus campañas y para sus políticas porque, decidme, ¿es la mujer de hoy en día más libre y más respetada que tiempo atrás? NO. La mujer ha pasado de ser propiedad familiar al 100% a ser propiedad familiar y gubernamental, porque ahora la mujer tiene más trabajo que antes, al compaginar el trabajo del hogar, con el laboral, con el de madre y con el de esposa. La presión que hoy en día sufren las mujeres es enorme y muchas de ellas han encontrado en toda esa idea del feminismo una manera de usar su sexualidad de manera libre, pero no, realmente no es libertad, porque el sexo no tiene precio, y si una mujer decide tener relaciones sexuales no debe estar condicionada por la sociedad. Sin embargo, las mujeres hoy en día se han convertido en más esclavas todavía porque no pueden soportar una independencia económica, y muchas de ellas se han lanzado al mundo de la prostitución en secreto. Lo mismo ocurre con el aborto, el cual interesa a gobiernos porque en ese tema las clínicas abortivas tienen un negocio además de que los fetos son usados por empresas farmacéuticas. De ahí que el feminismo creado en el siglo pasado, así como ya expliqué en la entrada anterior con respecto a las epidemias, se ha convertido en un verdadero negocio. Y es que las niñas siguen sufriendo mutilación genital, las viudas siguen siendo marginadas en la India y muchas niñas son obligadas a aceptar matrimonios concertados con hombres mayores. Si yo fuera una de esas niñas no entendería que el resto de mujeres no me ayudara a evitar esa cultura arcaica de mutilarme el clítoris, o si yo fuera una de esas ancianas me preguntaría porqué unas mujeres pueden clamar libertad y otras no.

Por eso las redes sociales no funcionan como deberían, porque están dirigidas por quienes controlan la dirección de la humanidad. Eso no significa que la redes sociales no sean necesarias, sino que son un medio para conectar y descubrir, sólo que realmente se usa más el conectar que el descubrir, y la conectividad, al igual que ocurre con los mecanismos que ejercen esa característica, pueden estar condicionados. El descubrir es diferente, porque forma parte del autoconocimiento, y surge de la necesidad del individuo de desvelar incógnitas sin estar condicionado por medios externos.

Y quizás haya quienes no me entiendan, pero llevo tanto tiempo en las redes sociales, en las que no veo cambio alguno para mejor, porque la gente sigue eligiendo el quemar contenedores, algo que lleva tiempo ocurriendo, haciéndose fotos en ello, sigue eligiendo enfrentarse cuerpo a cuerpo contra fuerzas policiales, enfrentamientos en los que pierden órganos vitales y de primera necesidad, siendo los ojos los más afectados, pero lo hacen cuando no deben, porque no lo hacen cuando desahucian a familias, no como lo están haciendo ahora; no lo hacen cuando el estado rescata a la banca, no como lo hacen ahora; no lo hacen cuando los políticos mienten, no como lo hacen ahora; no lo hacen cuando se sabe perfectamente que nuestros gobiernos están implicados en matanzas a civiles, no como lo hacen ahora, y lo más trascendental de todo, no lo hacen cuando ardieron los grandes bosques y más de 500 millones de animales inocentes murieron.

Así que esta humanidad está condenada, condenada a lo que va a ocurrir, y está condenada porque no sabe valorar lo que realmente importa, porque los activistas y quienes alzan la voz son usados como otras tantas personas para aparecer en carteles, en hashtags, en peticiones de donaciones, en ONG’s, en fundaciones, en medios de comunicación que están a favor y no tan a favor, porque eso es lo que realmente interesa, una nueva melodía para que el Flautista de Hamelín siga hipnotizando a la Sociedad dormida porque la anterior melodía ya pasó de moda y ahora toca una nueva. De ahí que existan tantos iconos que sólo sirven para seguir manteniendo a esta humanidad inmersa en un profundo sueño del que no logran, o no desean, despertar. Porque nada ha cambiado, sino que ha demostrado que la humanidad siempre ha estado dormida, que aquellas revoluciones sólo fueron un espejismo usado por quienes saben engañar, y la sociedad se ha dejado engañar. El problema que afecta a la humanidad no se halla en las calles, entonces, ¿por qué lucháis en ellas? Cuando un gobierno somete, ¿cómo lo hace? Cuando un gobierno oprime, ¿desde dónde lo hace? El gobierno nunca sale a la calle, entonces, ¿contra quiénes lucháis? En la revolución francesa se atacó y se usó aquello que formaba parte del gobierno, sin embargo, no se logró lo que realmente se promulgaba, porque cortaron unas cabezas y otras más oscuras surgieron para someter todavía más a la humanidad. Es como la mafia, en la que si eliminas al jefe, otro ocupa su lugar. Quizás a la humanidad le gusta todo esto, porque sino, no se entiende, no se entiende que se quemen calles mientras el Planeta es gaseado, perforado, contaminado e incinerado, todo ello siendo la sociedad consciente de que los gobiernos están detrás de ello, y nadie crea un organismo inteligente de defensa a favor de la Naturaleza, y si lo hacen es haciendo un negocio de ello, con lo que volvemos a un estado absolutista y déspota en el que no se busca el beneficio global sino mínimo.

Pero entonces llegará lo extraordinario, y provocará el Cambio, y será un Cambio acorde a las Leyes Universales, porque si esta humanidad no logra entender qué es lo que realmente vale la pena, el amor y el respeto por la Naturaleza, el regalo que les fue otorgado les será arrebatado por completo. El Punto de Inflexión era el año 2020 y no se realizó, así que, a partir de entonces, el Universo ejercerá su función.